BÉLGICA: Que ver en Bruselas

escrito por Viajes en la Mochila 12/02/2017
BÉLGICA: Que ver en Bruselas

Llegamos a Bélgica e iniciamos nuestro pequeño viaje por su capital, Bruselas. Esta ciudad es la más grande del país y la capital administrativa de la Unión Europea.

En nuestro recorrido por la capital vimos infinidad de cosas preciosas, parques, edificios, plazas, calles, monumentos… si os describiéramos una por una todas las cosas que vimos este post seria interminable! así que os explicaremos las cosas imprescindibles para ver en una primera visita a Bruselas.

GRAND PLACE

Esta plaza adoquinada es el corazón de la ciudad y una de las plazas medievales más bonitas de Europa. Se encuentra medio oculta entre sus calles pero la ves completa al entrar por una de las 6 callejuelas que comunican con ella.

En esta plaza encontramos el increíble ayuntamiento y varias casas gremiales, con tejados y ribetes dorados. Una arquitectura sencillamente preciosa.

Como nosotros hemos ido en época navideña un gran árbol de navidad y un pesebre decoran el centro de la plaza, haciéndola mas bonita aún.

Los lunes, miércoles y viernes por la mañana hay un mercado de las flores. Además cada dos años la Gran Place se decora con una enorme alfombra de pétalos de flores, si podéis no os lo perdáis. 

Os recomendamos ver la Grand Place tanto de día como de noche, ya que el lugar cambia completamente de un momento a otro. Además si estás entre el 25 de noviembre y el 1 de enero por allí, de noche, podréis disfrutar de un precioso espectáculo de luces y sonido que se realiza cada hora.

Las luces de colores tiñen las fachadas de los edificios mientras bailan al ritmo de la música, un espectáculo realmente bonito y sino juzgad vosotros mismos.


MANNEKEN PIS

Caminando por una de las calles repletas de puestos de wafles, llegamos al famoso Manneken Pis. Esta pequeña estatua de bronce, de 61 cm, representa a un niño desnudo orinando en la fuente. Este niño es uno de los símbolos más importantes de esta ciudad y representa el espíritu independiente de sus ciudadanos.

Este pequeñín está completamente desnudo pero se le viste con ropa acorde con la fiesta nacional, aniversario o acontecimiento local del momento. También se le ha vestido en varias ocasiones para honrar a una profesión. Si queréis ver todo el vestuario que ha utilizado este pequeño podéis ir a la Maison du Roi donde está expuesta.

Sabíamos que el Manneken Pis era pequeño, pero la verdad es que no nos imaginábamos que lo fuera tanto. Eso si, aunque es pequeño levanta una gran expectación y es difícil no verlo rodeado de gente haciéndose fotos con él.

Hay muchas leyendas alrededor al Manneken Pis, pero una de las mas conocidas y explicadas es esta.

Hace muchos años un rico comerciante, que visitaba la ciudad en familia, perdió a su hijo pequeño y se organizaron unos grupos de búsqueda. El niño fue encontrado riendo y orinando en un pequeño jardín, por lo que el padre decidió ayudar a la construcción de una fuente. Una fuente que tiene a su hijo orinando en la parte superior.

 

JEANNEKE y ZINNEKE PIS

El pequeño Manneken Pis no se encuentra solo en la capital, su hermana, Jeanneke Pis, y un perro, el Zinneke Pis, le acompañan.

La Jeanneke Pis representa a la hermana del Manneken Pis y su nombre significa “niña que orina”. Esta figura está hecha de piedra caliza azul grisácea y mide 50 cm. Escondida tras una reja representa a una niña orinando de cuclillas con gesto burlón.

Está situada en una pequeña calle cerca de la Rue des Bouchers y aunque no es tan famosa como su hermano bien merece una visita.

Después del niño y la niña no podemos olvidarnos de su perro el Zinneke Pis. El nombre de este perro era el nombre diminutivo que en el dialecto de la ciudad recibía el río Senne que pasa por Bruselas, aunque ahora es un rió subterráneo.

Aunque esta figura, que representa a un perro con la pata levantada haciendo en gesto de orinar en un pivote de la calle, no le gusta nada a los locales pero nosotros la hemos encontrado graciosa y divertida. ¿Que opináis vosotros?

Este perrito se encuentra en la esquina de la Rue des Chartreux y de la Rue du Vieux-Marché-aux-Grains. No es una figura muy visitada por los turistas que se centran mas en ver a los dos hermanos, pero nosotros os recomendamos ir a buscarlo y conocer así a los tres “meones” de Bruselas.

GALERIES SAINT HUBERT

Estas galerías fueron inauguradas en 1847 por Leopoldo I y fueron las primeras galerías comerciales de Europa. Estas galerías comunican la parte histórica de Bruselas con la parte mas moderna.

Una calle comercial de 200 metros, cubierta por una enorme cúpula de cristal, y una decoración muy elegante forman estas galerías. En su interior hay muchísimas tiendas, sobretodo cafeterías, chocolaterias y joyerías.

Las Galerías Saint Hubert, también conocidas como Galeries Royales Saint-Hubert‎, están divididas en tres zonas: la Galería de la Reina, la Galería del Rey y la Galería de los Príncipes. 

Son muy agradables para pasear y tomarse un café o un chocolate y porque no, comprar un poco de chocolate de belga. Pero una de las cosas que mas nos ha gustado de este lugar han sido los escaparates de sus tiendas. Todos están decorados de forma muy bonita y elegante, nos encantaron.

BOURSE

La bolsa de Bélgica, construida en 1873 no se puede visitar, pero vale la pena ir a verla solo por ver su preciosa fachada neoclásica, toda una belleza.

HALLES ST- GÉRY

Antiguamente este lugar era un mercado de carne construido de ladrillo rojo y hierro forjado. Se construyó en 1881 alrededor de una fuente piramidal que hay en su interior.

Actualmente este lugar ya no se utiliza como mercado de carne y en su interior hay un bar- café donde sentarte a tomar algo tranquilamente.

Realmente no os recomendamos este sitio porque sea un lugar bonito para ver, porque no lo es, pero es un sitio curioso ya que la fuente-monumento que hay en el centro de este lugar marca el “Kilómetro cero”, es decir, este es el punto desde el que se miden todas las distancias de Bélgica.

PALAIS ROYAL

En este bonito palacio real, del siglo XIX, es la residencia oficial de la familia real belga, aunque ellos vivan en Laken.

Puede visitarse su interior, que dicen es muy bonito, sobretodo para ver el techo de una de las salas que tiene 1’4 millones de caparazones de escarabajos joya de Tailandia. Nosotros, aunque nos hubiera gustado verlo, no pudimos entrar ya que el palacio solo se puede visitar en verano.

MURALES DEL CÓMIC

Pasear por las calles de Bruselas e ir buscando los murales del cómic que hay en ellas, es otra forma de ver la ciudad y explorar barrios y zonas poco visitadas.

Hay más de 40 murales alegrando las calles y avenidas del casco antiguo de la ciudad!

             

ATOMIUM

El Atomium, junto al Manneken Pis, es otro de los símbolos de Bruselas. Esta gran obra representa los átomos de un cristal de hierro ampliado 165.000 millones de veces. Consta de 9 esferas metálicas gigantes unidas por tubos de acero que tienen escaleras y ascensores para pasar de una esfera a otra.

Todas las esferas pueden visitarse a excepción de las 3 superiores que, por motivos de seguridad,  están cerradas al publico. La última esfera si que se puede visitar y desde ella dicen que hay unas vistas increíbles. Nosotros no lo podemos confirmar porque no entramos al Atomium. 

En el interior de Atomium hay exposiciones tanto fijas como temporales y en una de sus esferas hay un restaurante panorámico desde el que poder cenar mientras se disfrutan de las vistas. Es recomendable reservar mesa porque suele llenarse mucho. La parte positiva es que los que vayáis a cenar a su restaurante no tendréis que pagar la entrada al Atomium.

Realmente vale la pena ir a visitarlo tanto de día como de noche y hacerse fotos jugando con la perspectiva, es realmente divertido.

También os recomendamos pasear por el Laeken y disfrutar de la tranquilidad y el paisaje y de paso ir a ver el pabellón chino y japonés.

PALACIO DEL CINQUANTENAIRE

Este arco de triunfo se construyó para celebrar el 50 aniversario de Bélgica EN 1880.

Como tardó mucho en construirse no estaba listo para la fecha de la celebración por lo que ese día se tuvo que utilizar una replica de yeso.

La zona es muy bonita para pasear y a los alrededores hay varios museos. Además, si visitáis este lugar en verano que sepáis que el arco se utiliza como pantalla de autocine.

CATEDRAL DE BRUSELAS

La catedral de Bruselas también es conocida como catedral de Saint Michel et Gudule y es uno de los edificios mas emblemáticos de la ciudad. Su construcción se empezó a principios del siglo XIII y no se terminó hasta dos siglos mas tarde. En esta iglesia se han celebrado muchas bodas reales y coronaciones.

Es un edificio increíble de estilo gótico y es muy fácil llegar a el por su cercanía a la estación central. Su interior también es precioso, con unas vidrieras espectaculares y sus grandes columnas. 

Aunque no seáis religiosos os recomendamos la visita ya que esta catedral es una de las mas importantes de Bruselas y es una de las  principales iglesias católicas del país.

Además de visitar la catedral también podéis visitar la cripta, que solo se puede visitar con cita previa, y el tesoro, que abre en un horario reducido y subir a las torres, pero para hacerlo hay que reservar con un par de días de antelación. 

BASÍLICA DEL SAGRADO CORAZÓN

Esta basílica mide 89 metros de alto y 167 de largo lo que la hacen la quinta iglesia más grande del mundo. Se construyó para conmemorar el 75 aniversario de la independencia de Bélgica. En 1905 se inició la construcción que tuvo que pararse durante las dos Guerras Mundiales, por lo que no se terminó de construir hasta el 1971. 

La Segunda Guerra Mundial dejó al país en la miseria por lo que en la construcción de la iglesia se prescindió de los detalles más elaborados y bonitos, por lo que a simple vista este lugar puede parecer soso. 

Si queréis disfrutar de las vistas que ofrece este lugar desde su balcón panorámico, que está a 53 metros de altura, podéis subir con un ascensor, previo pago. En las siguientes fotos tenéis los precios y horarios del ascensor así como una foto de las vistas que hay desde la terraza. Nosotros no subimos porque consideramos que las vistas tampoco valían la pena tanto como para subir. 

BARRIO EUROPEO

En esta zona es donde se concentran los edificios y sedes de la UE. No es un lugar especialmente bonito, por lo menos para nosotros, ya que tan solo hay grandes edificios acristalados de oficinas, donde destacan el Parlamento Europeo y la Comisión Europea. Un lugar que solo recomendamos visitar si os sobra tiempo, si no es un lugar bastante prescindible.

 

Los grandes edificios están enmarcados por tres grandes zonas verdes al este de la ciudad; el Parque de Bruselas, el Palacio del Cincuentenario y el Parque Leopold.

Todo esto que os hemos detallado anteriormente son los sitios más importantes para una primera visita a Bruselas, pero evidentemente hay muchísimas cosas más para ver y visitar. Nosotros visitamos Bruselas en algo mas de día y medio y el primer día hicimos toda la zona centro de la ciudad, para poder hacerla andando, y andamos pero mucho, mucho, mucho. Y el último día concentramos todos los sitios donde necesitábamos coger el metro, como el Atomioum, el Cinquentenario, el Barrio Europeo y la Basílica del Sagrado Corazón. Para estos trayectos cogimos el pase del metro de 24 h donde pudimos coger el metro, de forma ilimitada, durante ese periodo de tiempo, por lo que nos ahorramos bastante en el transporte. 

En otro post ya os hablaremos más detalladamente sobre el transporte publico de Bruselas y como utilizarlo. Pero de momento nos despedimos hasta el siguiente post!!

¿Te ha gustado el post? compártelo y déjanos un comentario, nos gustaría saber tu opinión.

 Suscríbete para unirte a nuestra comunidad viajera y no perderte nada!!

 

Deja un comentario